Fantasmas cerebrales

DSC_0300

Seguro les ha pasado, esas veces que están medio dormidos y se asustan al no saber por unos segundos donde se encuentran. Puede ser que se hayan mudado de departamento, que estén de viaje, que se hayan puesto una borrachera muy brava o bien se fueron a casa de -alguien- a pasar la noche por primera vez. Siempre he sido fan de ese sentimiento, de esos pequeños, pequeñísimos momentos efímeros en donde tu cerebro está tan confundido, tan desorientado que no sabe ni siquiera dónde se encuentra su propio cuerpo. Debo confesar que me ha pasado lo mismo con personas. Creo que en definitiva pasa por la promiscuidad de ciertas temporadas de mi vida. Recuerdo la primera vez que me paso, estaba dormida abrazando a mi entonces novio con el cuál tenía una relación abierta. Desperté mientras me besaba tiernamente los labios y sentí de pronto que no sabía con quién estaba. No era cuestión de que pasaran por mi mente la lista de nombres de los posibles candidatos a estar conmigo esa noche compartiendo mi cama, era un simple hueco en mi cerebro que no podía recordar absolutamente nada. Me excitó no saber con quién estaba pero me brindo más comfort el saber que era él.

De unos meses para acá me pasa algo parecido pero de cierta forma a la inversa. Entre sueños, pienso y me siento segura de que es él quién me abraza, solo para despertar y darme cuenta que no. Despierto aferrada a una almohada pensando que estoy con alguien, solo para darme cuenta de mi inmensa soledad. Paso mi mano de su ombligo hacia abajo, anhelando encontrarme con su miembro, encontrándome solamente con unos calientes labios…

El fenómeno del fantasma de su recuerdo. Lo conocemos, lo sabemos, lo vivimos. Solo me queda darle una sacudida a mi cerebro y entrar a la vida real.

xxx,

-ninfaaeerotica

Anuncios

Tus caderas y las mías

…presione mis caderas contra las tuyas, como un movimiento natural sin deseos de ir por más, sin embargo la erección de tu miembro me prendió instantáneamente. Te bese suavemente y restregué todo mi cuerpo contra el tuyo, después me recosté a tu lado para masajear tu glande cada vez más rígido y palpitante. Sentí que tus pijamas comenzaban a humedecerse así que te las quite para sentir piel con piel esa fricción tan deseable. Tus caderas comenzaron a moverse de arriba a abajo rápidamente y yo gustosa seguí el ritmo impuesto. Mientras te tomaba con toda mi mano, me encargaba de pasar suavemente mi dedo gordo haciendo círculos por encima de tu cabeza, la cuál seguía humedeciéndose y engordando a cada instante. Podía ver a contraluz tu silueta, la cuál se contoneaba de arriba a abajo, arqueando la espalda. La forma de tu boca abriéndose en éxtasis me hacía mojarme. Comencé a presionar más mi cuerpo contra el tuyo, encargándome de que tu pierna quedara en medio de las mías para mi propio placer. Nos besábamos tiernamente, contraria a la violencia presenciada en nuestros cuerpos. Cuándo menos lo esperaba, sentí tus jugos de amor, deliciosos y calientes sobre mi mano. Respirabas profusamente y no dejabas de contraerte por los deliciosos espasmos que causa el amor. “Me encantas”; dijiste, dándome un cálido beso en los labios.

xxx,
-ninfaaeerotica

Necesito más

image

Tenía tantas ganas de ti. Habían pasado ya tres noches en las que dormíamos juntos, abrazados, dandonos tiernas caricias y besitos entre sueños sin hacer el amor.
Nos despertamos, fuimos a desayunar y me invitaste a tu casa. Después de que me enseñaras tus videos porno caseros me tumbaste en la cama y me hiciste el amor. Lo disfrute, aunque debo de insistir en que sin besos me siento muy desconectada. Necesito sentir el amor a traves de nuestras lenguas, necesito sentir la fricción para conectarme con mi sexo. Necesito más…

xxx,
-ninfaaeerotica

Nalgas citadinas

Tengo una extraña obsesión. Me encanta ver los culos de la gente, sobretodo cuando estoy abordando el subterráneo o cuando espero a alguien en la calle. Me gusta ver sus formas, unos son voluptuosos, otros caídos, otros salvajemente alborotados. Me gusta ver como se adaptan las distintas texturas de la ropa y obsesivamente recorro cada linea que estas marcan. Disfruto adivinar que traen puesto por debajo y si se sienten cómodos con esa elección. Me eleva soñar donde se han posado esas carnes y si alguien más las espera tener en para disfrutar. Me hipnotiza observar como se mueven mientras suben las escaleras o se posan sobre al asiento. Unas caen suavemente, creando más vueltas a mi cabeza, algunas firmen permanecen inmóviles ante el cambio de gravedad. Me fascina tocar esos enormes y curvos pedazos de carne en mi posición mientras me aferro a un monumento listo para ser saboreado.

xxx,
-ninfaaeerotica

Extraños en el tren

image

Siempre que veo a un ser que me parece atractivo no dudo en seguirlo por algunos momentos, sentarme junto a su energía cautivadora. Me gusta buscar esos rostros escondidos que guardan un sin fin de secretos, problemas, costumbres. Me gusta inspeccionar su ropa, ver que tanto empeño le ponen a su look. Me gusta sumergirme en las texturas de su piel con solo observarlos, analizar sus lunares, manchas y cabellos. Me gusta imaginar de donde vienen, hacia donde van y que tanto cambiaría mi vida si les hablara. Me gusta observarlos pacientemente para tener dentro de mi cada detalle, para jamás olvidar ese rostro que me sonrojó  en el tren, ese rostro que me besará en la noche dentro de mi cabeza a la hora del amor.

xxx,

-ninfaaeerotica

Una tarde con mi ex novio

image

Esa tarde llovía.  No tenía ganas de verlo pero tenía ganas de salir a bailar. Lo llamé y a los 10 minutos ya estaba conmigo. Lo llevé a un bar. A el se le ocurrió hacer un chiste machista y decidí actuar como una mujer machista. Lo deje pagar la cuenta,  lo deje pagar la cena, lo deje pagar el hotel…

El estaba deprimido,  se sentía solo. Yo estaba alegre como siempre y quize compartirle mi energía, pero no estaba segura. Me pidió un beso y no se lo quize dar, después me lo robó. Su piel siempre me ha gustado, suave, tan suave que siempre me ha hecho pensar en una mujer. Me tomaba tiernamente de la barba y mejillas.  Los besos se pusieron mas cachondos y se acercó a mi oido susurrandome que nos fueramos a un hotel. Yo accedí y nos fuimos disparados al hotel más cercano. La tarifa cubría hasta las 3:00am, ya saben el tipo de hotel. Mi amante de aquella noche decidió pagar tres veces el precio para que nos dejaran quedarnos hasta la 1pm del dia siguiente. Si que tiene ganas de mi, pensé.  Hace mucho tiempo que no lo hacíamos. El solía ser mi pareja pero su depresión se comió la relación. Después de muchos tragos y reclamos de ex-novios terminamos haciendo el amor de una manera muy pasional, jugetona y ruda. Me mordió el pezón,  lo patie en el hombro, me rocío cerveza en todo mi cuerpo y asi pegajosos seguimos con el juego. Dormimos separados sin abrazarnos, como debe de ser para no confundir al corazón, especialmente el suyo.

En la mañana tenía ganas de hacerlo otra vez pero yo se que su cuerpo no da para más de un palo por noche. Otra de las razones por las cuales nuestra relación termino.

Perdoname querido, es que soy una ninfomana.

xxx,
-ninfaaeerotica

Amantes

image

Ellos dos son amigos, pero después de conocerme se volvieron complices de una perversión bastante casual y placentera. Yo estaba cansada, no tenía muchas ganas de participar en sus usuales fajoneos pero Oscar fue muy insistente. Al momento de besarme y restregar todo su cuerpo contra el mio Ale ya le estaba dando sexo oral a Jose.Yo ya lo había hecho con Oscar y me gustaba, pero tenía ganas de probar a Jose. Entre miradas perdidas logre apreciar el miembro de Jose y quede fascinada, quería tenerlo dentro pero iba a tener que ganarmelo. Me pare y Oscar me abrazo, sutilmente empujó mi cuerpo hacia Ale, una chica de cabello rizado, enormes tetas y gran energía sexual. Nos besamos. Sus besos eran suaves como un durazno aterciopelado y refrescante.
Después de varias posiciones y ya que pasamos al colchón tuve la oportunidad de saborear el delicioso miembro de Jose. Era tan firme, tenia el tamaño perfecto. Con mi lengua lo metí en mi boca y sentí como sus piernas temblaban. Me tomo de la cabeza y suspiraba profundamente. Yo estaba sumamente excitada mientras ella me daba sexo oral y a la vez Oscar se la metía en la famosa posición -de perrito- después Jose me daba sexo oral en lo que yo satisfacía con mi boca el clitoris de Ale y masturbaba a Oscar con ambas manos. Asi cambiamos varias veces hasta que termine encima de Oscar mientras solo el me penetraba. Ale se quedo con ganas de más y me agasajo otro buen rato pero yo solo me deje querer. A lo lejos veía como Jose desnudo, preparaba un toque de mota para concluir la velada y mientras mi vagina goteaba sentía que era el reflejo de mis tristes lagrimas por no poderlo tener dentro.  

xxx,
-ninfaaeerotica