Entre dos hombres

-¡Hola!; Dijo naturalmente al acercarse a la mesa en la que me encontraba con mis amigos.
-¡Hola!; Contestamos todos. Él se me quedo viendo con intriga en su mirada.
-Te me haces muy conocida.
Ambos comenzamos a pelotear lugares, fiestas, instantes en donde pudimos habernos conocido. De pronto vino a mi. Esa noche, como todas las noches que no quiero salir y termino haciéndolo, acabando siempre para mi suerte, con final feliz.
-¿Eres Alex, verdad?
-Sí.
-¿No vives por el rumbo de Santa Ana?
-Sí.
-¿En una casa dónde según vivo el ex-presidente?
-Siiiiiiiii….
Mi mejor amiga y yo nos volteamos a ver instantáneamente sabiendo que lo habíamos decifrado. Aquella noche lluviosa en la que tras bailar cachondamente hasta las 3 de la mañana nos fuimos a su casa para terminar revolcándonos hasta el amanecer. De esos encuentros en donde se notaba que ambos necesitábamos de ese desliz, sin siquiera compartir nuestros números o nombres completos.

Me reí y hasta sonrojé. En una ciudad con millones de habitantes fue a parar en mi mesa, invitado por uno de los amigos de mi amiga un efímero -one night stand-. Sin decifrar más pistas todos en la mesa se rieron y entendieron lo que había pasado. Intercambiamos una tímida mirada y seguimos con la noche.

Su amigo casi celoso me tomó al instante de la mano y me sacó a bailar. Bailaba de una manera indescriptible. Sus caderas y las mías parecían besarse. Girábamos al ritmo de la música mientras nuestros brazos instintivamente se entrelazaban y se volvían a abrir. La punta de su nariz rozaba la mía y la temperatura iba incrementando…

La noche avanzó y las cervezas aumentaron. Mi fugaz amante se acercaba a la pista y la fiesta nos llevó a estar los tres solos mientras nuestros amigos se iban yendo o quedando dormidos en el sillón del bar. Alex me tomó por enfrente de las caderas y me empujó hacia él. Mauricio casi siguiendo el movimiento, recostó su barbilla en mi espalda. Ambos se entre lazaban con mi cuerpo sin temor a tocarse entre ellos. Yo pasé un brazo por el cuello de uno y tomé el cabello del otro arqueando mi espalda y moviendo efusivamente mis caderas que se encontraban cautivas de ambos hombres. Dí la vuelta y ahora mis nalgas se las presté a Alex, quién no dudo ni un segundo en tocarlas y hacerlas suyas. Mauricio me besó. Fue un beso tierno, suave, casi imperceptible, como temeroso de que alguien nos fuera a ver. Sonreí. En eso mi cuerpo giró con la ayuda de de las manos de Alex y me entregó su boca. Fue un beso muy distinto, sin temor, directo y sin frenos y sentí nuevamente su caliente lengua dentro de mi. No pude evitar reír, me encontraba en un profundo éxtasis al estar con estos dos hombres, amigos, tan distintos, tan deseosos de tenerme…

Mantuvimos ese trio cachondo por un buen rato, sin cansarnos de besarnos, sin cansarnos de compartir amor nos mantuvimos juntos y amorosos hasta que llegó la hora de partir. Salí triunfante con un hombre en cada brazo, sonriendo, sintiendo que había ganado esa noche, tras muchas lunas de solo perder…

Anuncios

Adiós!

image

Tener tus suaves manos junto con las mías me excitaba. Tus labios tiernos y llenos de misterio me llenaban de pasión pero al final de la noche sentí ganas de que no fueras tu, de que no fuera yo. De que el mundo siguiera girando y yo me fuera junto con su inercia al instante.

No es la primera vez que me pasa, pero después de culminar el acto de amor no me interesa estar contigo, no quiero dormir junto a ti. Ni por un efimero falso amor, ni para jugar a que somos algo. No quiero tenerte mas que unos momentos en mi cama y luego, adiós… Adiós, adiós amor!

xxx,
-ninfaaeerotica

Fantasmas cerebrales

DSC_0300

Seguro les ha pasado, esas veces que están medio dormidos y se asustan al no saber por unos segundos donde se encuentran. Puede ser que se hayan mudado de departamento, que estén de viaje, que se hayan puesto una borrachera muy brava o bien se fueron a casa de -alguien- a pasar la noche por primera vez. Siempre he sido fan de ese sentimiento, de esos pequeños, pequeñísimos momentos efímeros en donde tu cerebro está tan confundido, tan desorientado que no sabe ni siquiera dónde se encuentra su propio cuerpo. Debo confesar que me ha pasado lo mismo con personas. Creo que en definitiva pasa por la promiscuidad de ciertas temporadas de mi vida. Recuerdo la primera vez que me paso, estaba dormida abrazando a mi entonces novio con el cuál tenía una relación abierta. Desperté mientras me besaba tiernamente los labios y sentí de pronto que no sabía con quién estaba. No era cuestión de que pasaran por mi mente la lista de nombres de los posibles candidatos a estar conmigo esa noche compartiendo mi cama, era un simple hueco en mi cerebro que no podía recordar absolutamente nada. Me excitó no saber con quién estaba pero me brindo más comfort el saber que era él.

De unos meses para acá me pasa algo parecido pero de cierta forma a la inversa. Entre sueños, pienso y me siento segura de que es él quién me abraza, solo para despertar y darme cuenta que no. Despierto aferrada a una almohada pensando que estoy con alguien, solo para darme cuenta de mi inmensa soledad. Paso mi mano de su ombligo hacia abajo, anhelando encontrarme con su miembro, encontrándome solamente con unos calientes labios…

El fenómeno del fantasma de su recuerdo. Lo conocemos, lo sabemos, lo vivimos. Solo me queda darle una sacudida a mi cerebro y entrar a la vida real.

xxx,

-ninfaaeerotica

Se quedó dentro

image

Desafortunadamente lo he escuchado varias veces; “Se quedó dentro.” Junto con una cara de verguenza ( por no decir de pendejos) que no pueden con ello. La primera vez que me pasó me asuste, pero el siendo más grande y teniendo más experiencia se mostraba tranquilo, me abrió de piernas e hizo de las suyas para lubricarme hasta que pudiera sacarlo despacio y sin lastimarme.

Después fue una noche que estabamos hundidos en alcohol. Me había llevado a uno de mis agentes a beber y nos subimos al techo de mi casa a hacer nuestras perversiones. Terminamos y nos dimos cuenta que no estaba por ninguna parte, en nuestra borrachera jurabamos que se había perdido en el techo o algo pero al día siguiente explore en mis adentros y lo encontré facilmente.

La tercera vez fue también en una mega borrachera. Termine con dos chicos haciendo un delicioso trío en dónde yo era la reina y ellos se regocijaban al darme placer. Terminamos y dormimos los tres juntos hasta la tarde. Todo parecía normal hasta que después de 4 días y en medio de una conversación cualquiera en mi departamento sentí algo extraño,  como si me estuviera bajando. Entré al baño y al bajarme las bragas noté que había algo extraño entre mis labios. Parecía otro par de labios,  inclusive tenía un color rosado y los pliegues eran bastante parecidos. Pasaron mil cosas por mi mente de lo que esa cosa podía ser. Un órgano que se me salía,  un aborto, una deformación. Me tomé el valor de tocarlo y no sentía nada, comencé a jalarlo hacía fuera y vi lo que era, el maldito condon otra vez!

De la cuarta a la octava vez fue con una pareja estable y comenzaba a pensar que quizás mi vagina tenia cierta forma que le encantaba comerse los condones de mi pareja, después pensé que quizás la combinación de mi vagina con penes pequeños creaba esa succión,  quizas con los penes grandes por que les quedaban muy apretados pero queridos lectores, tuve una última experiencia que me hizo darme cuenta de que no. No soy yo, no es su pito, no es mi vagina,  es la manera de ponerlo. Uno tiene que saber como colocar un maldito condón para que este funcione bien y no se salga. Maldigo la hora en la que me metí a la cama con tanto idiota que no sabía ponerse un condón,  maldigo la hora en la que los deje hacerlo, por miedo a yo misma hacerlo mal, por miedo a romper la pasión. Maldigo la hora en la que lo voltie a ver mientras cambiabamos de posición y lo vi batallando mientras intentaba acomodarselo, pensé en ofrecerle otro condón pero confiaba en él. Jamás pensé que después de lo que habíamos vivido tan recientemente iba a dejar que me pasara algo, pensé que me protegería de volver a vivir esa experiencia tan sufrible, pensé que después de esto desarrollaria una mejor conciencia,  pensé que me amaba pero solo fue un patan más. Y con su misma cara de vergüenza me veía a los ojos mientras yo evitaba su mirada a toda costa. Ni una vez más dejaré que me vuelvas a tocar, ni una más.

xxx,
-ninfaaeerotica

The show must go on

image

Pues si, ya lo he admitido antes. Te extraño,  pero tampoco puedo estar llorando y pidiendo más de ti. El mundo gira y segun dicen mis amigos tengo una energía muy sexual la cual convierte a todos los hombres y mujeres al rededor mío en animales. Constantes propuestas para hacerme el amor tocan a mi puerta día a día y yo soy de esas personas que toman las oportunidades que se les presentan sin pensarlo dos veces. 

Este chico sigue seduciendome con las fotos crudas de su miembro erecto y me encuentro aquí salivando por tenerlo dentro… Y muy pronto lo tendré.

xxx,
-ninfaaeerotica

Sexting

image

Esa tarde me sentía peculiarmente cachonda. Tenía ganas de masturbarme pero ya no tenía mucho tiempo para ducharme y salir a mi cita. En eso, me mando un mensaje Jorge. El y yo habíamos trabajado juntos un par de veces y mas de una vez nos vimos involucrados en trios. Me preguntaba que estaba haciendo y sin esperar mi respuesta me mando la fotografía de su miembro erecto. Pero que delicia fue verlo. Su tronco grueso, la cabeza inflada y mojada, como se tocaba era sumamente fino y excitante. Me quité la ropa y comencé a mandarle las mías. A la mierda mi cita, llegaré tarde, pensé. 
Le mande una de mis senos, me pidió una de mis piernas y mis nalgas, comenzamos a fantasear con que le practicaba sexo oral y me mando un video donde se masturbaba con más intensidad.  Ver ese video me hizo estremecer. Me metí a la ducha con el video en mente. Me toqué,  mi suave piel resbalaba con el agua y yo solo me podía imaginar su pene frotandose contra mi vagina humeda y caliente.
Termine y nisiquiera nos dijimos adiós.

Tengo que cogérmelo.

xxx,
-ninfaaeerotica

Amantes

image

Ellos dos son amigos, pero después de conocerme se volvieron complices de una perversión bastante casual y placentera. Yo estaba cansada, no tenía muchas ganas de participar en sus usuales fajoneos pero Oscar fue muy insistente. Al momento de besarme y restregar todo su cuerpo contra el mio Ale ya le estaba dando sexo oral a Jose.Yo ya lo había hecho con Oscar y me gustaba, pero tenía ganas de probar a Jose. Entre miradas perdidas logre apreciar el miembro de Jose y quede fascinada, quería tenerlo dentro pero iba a tener que ganarmelo. Me pare y Oscar me abrazo, sutilmente empujó mi cuerpo hacia Ale, una chica de cabello rizado, enormes tetas y gran energía sexual. Nos besamos. Sus besos eran suaves como un durazno aterciopelado y refrescante.
Después de varias posiciones y ya que pasamos al colchón tuve la oportunidad de saborear el delicioso miembro de Jose. Era tan firme, tenia el tamaño perfecto. Con mi lengua lo metí en mi boca y sentí como sus piernas temblaban. Me tomo de la cabeza y suspiraba profundamente. Yo estaba sumamente excitada mientras ella me daba sexo oral y a la vez Oscar se la metía en la famosa posición -de perrito- después Jose me daba sexo oral en lo que yo satisfacía con mi boca el clitoris de Ale y masturbaba a Oscar con ambas manos. Asi cambiamos varias veces hasta que termine encima de Oscar mientras solo el me penetraba. Ale se quedo con ganas de más y me agasajo otro buen rato pero yo solo me deje querer. A lo lejos veía como Jose desnudo, preparaba un toque de mota para concluir la velada y mientras mi vagina goteaba sentía que era el reflejo de mis tristes lagrimas por no poderlo tener dentro.  

xxx,
-ninfaaeerotica